Home » Articulos, Columnas » Columna: “Hinchas virtuales”

(Campo Elías Estrada, Prensa) Si por lo menos el sábado fueran al Maracaná la mitad de los seguidores de las cuentas de Twitter de las barras La Albinegra (3 mil 46) y la Barra Placina (5 mil 291) sería grandioso para el llamado clásico del fútbol panameño entre Tauro y Plaza Amador, en un coliseo que tiene capacidad para 5 mil personas.

Pero lamentablemente el sábado muchos preferirán quedarse tomándose unas cervezas en casa para verlo por la televisión y hacer barra a través del Twitter o el Facebook como se ha vuelto una costumbre.

Hoy la Liga Panameña de Fútbol (LPF) cuenta con más de 52 mil seguidores en su cuenta de Twitter, lo que es un espejismo para la realidad que se ve en las canchas, y entiendo que debe ser muy desalentador para la LPF que ya no sabe qué inventar a través de sus cuñas publicitarias de televisión, para mercadear su producto e incentivar a que el público conozca a sus jugadores y vaya a los estadios.

En los tiempos de la Anaprof, cuando no existía ni tecnología ni la fuerza de publicidad de hoy, ni muchos menos los coliseos donde hoy se juega, la gente iba tal vez igual, pero eso sí, este clásico era a otro nivel, se palpaba la rivalidad en la cancha frente a una hinchada que en ese entonces era más de carne y hueso.

Cuando comenzó Anaprof los medios impresos hicimos nuestra parte, me parece que un poco más que la radio y mucho más que la televisión, que fue la última en involucrarse.

Hoy, 27 años después, no podemos estar pensando en que por sacar todos los días en los diarios algo de la LPF el público va a ir al estadio, para hacerle frente a un mal endémico de nuestro aficionado al fútbol que vino a tener recién un torneo semiprofesional en 1988, cuando en el resto de los países ya tenían clubes consolidados y torneos rentados.

Esa me parece que es una de las razones principales por las que la afición panameña es diferente a las demás.

De nada ha valido que todavía veamos a la dirigencia de la LPF y los medios exhortando a que el aficionado vaya a ver, por ejemplo, el clásico Tauro-Plaza Amador.

Por desgracia para nuestro fútbol, los tiempos han cambiado y la tecnología está jugando en su contra, hoy existen pocos aficionados de carne y hueso comprometidos, pero en cambio hay miles de hinchas virtuales que se la gozan en las redes sociales antes, durante y después de los partidos. Una afición que no le gusta ir a los estadios y que en 27 años nuestro torneo no la ha podido consolidar, unos pocos se aparecen en las semifinales y la final, en un dilema que habrá que seguir estudiando con fórmulas de mercadeo.

Sería grandioso que el Maracaná se llene el sábado, pero de seguro que los hinchas harán un lleno en las redes sociales.

Un Comentario to “Columna: “Hinchas virtuales””

  1. Nombre pedro 26/05/2015

    soy de colombia meguata el futbol y busco equipo tengo 17 y juego muy bn

Envía un comentario